Make your own free website on Tripod.com

A continuación encontrarán dos articulos de opinión y una noticia acerca de la Carretera Cerro Punta-Boquete por el Parque Nacional Volcan Baru, publicados el 2 de abril de 2003 en El Panamá America y en La Prensa.  Le invitamos a que coleccionar toda la informacion publicada al respecto.  Le recordamos que estamos recopilando toda la informacion existente con tal de editar el libro EL ASALTO AL PARQUE NACIONAL VOLCAN BARU.  Por favor nos informan de cualquier información al respecto, aparecida en otros medios, con tal de no perder ninguna fuente.  Ojalá no tengamos que escribir este doloroso libro.  Esperamos, a pesar de todo, la sabia recapacitación del Gobierno Nacional acerca de este delicado tema.

-----------------------------------------------------------

¿Carretera ecológica o carretera ilógica?

 

Sí queremos progreso, pero progresar también es proteger las pocas reservas naturales que aún existen en nuestro país

 

Oscar Sogandares Guerra (sogandares@hotmail.com)

LA PRENSA, 2 de Abril de 2003, Pag.

 

Primeramente deseo recordar a mi amigo Billy Aizpurúa y su inesperado deceso en agosto; extraño su gran dinámica, especialmente en estos críticos momentos cuando se intenta nuevamente imponer la nefasta carretera Cerro Punta–Boquete, ahora bajo el nuevo seudo-disfraz de “carretera ecológica” mediante resoluciones de gabinete No.123 del 4 de diciembre de 2002 y No.10 del 29 de enero de 2003, auspiciadas por la presidenta Mireya Elisa Moscoso, y lo que en palabras del constitucionalista Miguel Antonio Bernal no es más que una “aberración jurídica”. Una instancia donde se coloca la carreta por delante de los bueyes.

 

Los sistemas naturales no requieren carreteras. Basta un simple trillo para apreciar esa naturaleza en toda su plenitud. Las carreteras son parte de la forma antigua de ver la naturaleza en los años 50, cuando el turista montado en su vehículo visitaba Yellowstone Park, fotografiaba los osos o alces sin siquiera salir de su cómodo vehículo, mientras atropellaba a todo ser viviente y contaminaba el ambiente a su paso. El turista de hoy lleva una mochila al hombro. Viaja a pie para no perturbar el ambiente y compenetrarse con el medio natural.

 

Boquete ha experimentado un auge a nivel mundial (gracias a la campaña venaboquete.com), una bonanza, pero por ser meca de la naturaleza. Boquete no es punto de tránsito, su encanto radica en ser una ciudad jardín, cautiva, un refugio, un santuario natural y no un simple punto más en el mapa. Igual ocurre con Cerro Punta. ¡No matemos la gallina de los huevos de oro con esta carretera!

 

Esta carretera “ecológica” tendrá un ancho curiosamente de cinco metros. Cinco metros tiene la carretera de producción Río Sereno-Paso Canoa como tantas otras en el país. En otros países se entiende como carretera ecológica una vía peatonal para bicicletas o caballos a lo sumo. No nos engañemos. ¿Es esta una carretera “ecológica” o una carretera de producción? ¿O será ésta una carretera “seudo-ecológica”?

 

Con la apertura de la denominada ruta se podrán escuchar los motores ruidosos de las motosierras que derribarán los centenarios árboles del bosque primario. Luego vendrán los camiones de 20 toneladas o más, o las hordas de muchachos en sus motos montañeras que romperán el silencio sagrado del parque, con sus infernales máquinas. O los buses de pasajeros que llenarán de basura, pampers, bolsas plásticas, estos prístinos parajes naturales. Inclusive se comenta que conocidos políticos andan ofreciendo cupos para los transportes que viajarían por la ruta. También se comenta que la vía atravesará por predios de altos funcionarios (aspecto que habrá que investigar en este llamado “gobierno de la transparencia”).

 

Actualmente el arco seco abarca casi toda la vertiente del Pacífico (incluyendo Chiriquí); los únicos puntos verdes de la provincia se encuentran precisamente en la cordillera (PILA y PNVB); solo faltaría ver la frontera agrícola con las arcaicas prácticas de roza y quema extendiéndose por todo el parque. Ya ahora no por la parte visible del volcán, sino por el área oculta del Respingo próximo al PILA. Hay que recordar los famosos incendios de los años 90 que se propagaban a través del PNVB, y no sería de extrañar que estos se reiniciaran precisamente este año con el prospecto de esta ruta “ecológica”. ¿Quién nos garantiza que la frontera agrícola esta vez no se extenderá por el área del Respingo con la apertura de esta mal llamada carretera “ecológica”? Las carreteras en sí son barreras naturales. Estudios en Europa indican que las carreteras en áreas boscosas han reducido poblaciones de aves hasta un 33% de ambos lados de la vía. ¡Qué será de nuestros quetzales? Preguntemos también quién garantizará la protección de las especies en peligro de extinción, si en la vía Interamericana, a ciencia y paciencia de las autoridades de la ANAM, y a plena vista pública se comercia con pericos, iguanas y demás especies protegidas. ¿Como será ahora en los parajes más recónditos del Respingo?

 

Se dice que los ambientalistas han hecho mucha alharaca sobre los últimos 5 Km. de bosque que aún existen (y que se pretende destruir con esta obra). Es precisamente en estos últimos 5 Km. donde se halla el bosque protector (cuyos suelos son como unas enormes esponjas), fuente hídrica de los ríos Chiriquí Viejo, Changuinola y del río Caldera, como también el cordón umbilical que une el PNVB con el PILA (solo del PNVB nacen 14 ríos principales de la provincia). Los daños serían incalculables, sí señores... en millones de dólares debido a las inundaciones.

 

Debemos recordar las crecidas que han afectado a Bambito, pero sobre todo las nefastas inundaciones de Boquete de 1970, resultado directo de la tala indiscriminada en los afluentes del Caldera. Esto sin mencionar la costosa sedimentación para los proyectos Estrella-Los Valles. ETESA debería ser la primera institución en levantar justificadas voces de protesta, como lo hizo en su tiempo el IRHE ante semejante desatino. Sí queremos progreso, pero progresar también es proteger las pocas reservas naturales que aún existen en nuestro país.

 

Ya hace más de una década que en nuestro comité empezamos una lucha para detener la destrucción del PNVB que conllevaría la apertura de la ahora mal llamada carretera ecológica. Recuerdo cómo el amigo Billy quiso llevar adelante una demanda por los daños infligidos a su querido parque, por el entonces ministro Alfredo Arias, en los años 90.

 

¡Que sepa Billy, donde quiera que esté, que aquí seguiremos su lucha!

 

El autor es transportista y ambientalista

------------------------------------------------------------------

 

Sendero de los Quetzales

 

Mireya Jaramillo de Pérez, EL PANAMA AMERICA, 2 de abril de 2003, Opinion, Pag. c-10
Enfermera y periodista

La naturaleza tiene establecido un orden. Por ejemplo, los árboles del bosque purifican el aire, descomponiendo el anhídrido carbónico y devolviendo oxígeno puro; también modifican el suelo enriqueciéndolo en diferentes formas, contribuyendo al desarrollo de la vida.

 

Debido al clima y a sus variaciones en los continentes, las aves realizan sus migraciones anuales, llevando semillas en sus buches y en sus patas, que ayudan a reforestar áreas devastadas por incendios e inundaciones. Las aves por miles de años se han encargado de la diseminación de los vegetales en el planeta.

 

En la cima del Cerro Ancón, en la ciudad de Panamá, existe un lugar en donde anualmente para el verano, los gallinazos anidan, emigrando desde México, por el frío. A estos animales los catalogamos de indeseables, pero tenemos que comprender que, la naturaleza con sus reglas determina, que ellos deben comer materia en estado de descomposición, y eliminar una gran cantidad de microorganismos patógenos, protegiendo a hombres, flora y fauna de enfermedades.

 

Cuando se quiere perturbar el orden establecido por la naturaleza, se pueden poner en peligro las cosechas. En el estado de Maine, lugar de Estados Unidos, en cierta ocasión, se decidió exterminar a los gorriones y al año siguiente regresaron muy pocos, lo que dio lugar a la proliferación de gran cantidad de orugas, las cuales se comieron todas las hojas de los árboles frutales y acabaron con todo. Antes de que las frutas maduren, estas aves limpian el suelo de una gran cantidad de gusanos e insectos dañinos, protegiendo así la cosecha. Los agroquímicos, no son suficientes.

 

El ruido y los gases tóxicos de la gasolina y disel, afectarán la biodiversidad del sendero del Quetzal. El movimiento de tierras vírgenes y la tala de árboles, en donde están los nacimientos de ríos importantes, como el hermoso Calderas, disminuyen las lluvias y lentamente secarán el nacimiento de estos ríos y la fertilidad de nuestra tierra chiricana se irá al traste.

 

En la Tierra no hay tantos corredores biológicos como se piensa. El sendero del Quetzal es uno de ellos. El Circuito de Annapurna, en el Himalaya y el Camino del Inca, que lleva a las ruinas de Machu Pichu en Perú, ambos son en la actualidad un enorme atractivo turístico, visitado anualmente por miles de personas amantes de la naturaleza, del silencio y de la armonía musical, del canto de las aves y del susurro de arroyuelos, cuando se deslizan entre las piedras y la vegetación.

 

Conservar intacta "La Ruta del Quetzal" y permitir que los europeos, asiáticos y australianos, vean en nuestro trópico algo paradisíaco, de bosques verdes y primarios, con nacimientos de ríos espectaculares, flora y fauna sólo de allí, aire puro y clima agradable, es imperante. ¡Cuántos países del mundo quisieran tener un sendero como el nuestro! Al final del cuento, ¿cuál es la justificación de la construcción de la carretera Boquete- Cerro Punta? Los objetivos planteados por el Gobierno Nacional no están claros.

 

En Panamá existen cinco leyes que protegen la fauna y la flora silvestre, entre las que se encuentra la Ley 41 de 1 de junio de 1998, General de Ambiente de la República de Panamá. El Art. 26 dice: "los estudios de impacto ambiental serán elaborados por personas idóneas, naturales o jurídicas, independiente de la empresa promotora de la actividad, obras o proyecto, debidamente certificadas por la autoridad nacional del ambiente". Sin embargo, la empresa Constructora Urbana S.A. (CUSA) encargada de la construcción de la carretera Boquete-Cerro Punta, hará el estudio de impacto ambiental de la misma.

 

El Art. 67 dice: "El Estado apoyará la conservación y, preferentemente, las actividades de la diversidad biológica en su hábitat original, especialmente en el caso de especies y variedades silvestres de carácter singular"... Por encima de la ley, la presidenta Mireya Moscoso insiste en la construcción de la carretera Boquete-Cerro Punta.

 

¿Las cabezas calientes que intentan destruir la naturaleza del Parque Nacional del Volcán Barú, tienen conocimiento de las aves migratorias y permanentes, que existen en esos lugares y que limpian el suelo para que se produzca café, frutas y vegetales? Con mucho orgullo en las tierras altas de Chiriquí se produce la mayor cantidad de estos rubros que abastecen a la República de Panamá... ¡ Cuidado con una vaina! La naturaleza es sabia y muy vieja. Sus leyes son muy sencillas y eternas. Además, no existe ambigüedad en sus interpretaciones.

 

Lo más triste es que, son jóvenes los que defienden el proyecto y dentro de sus argumentos, plasman una ignorancia total, de lo que son bosques primarios, fuentes naturales de agua y fauna en extinción. Son oportunistas politiqueros que sólo ven hasta donde se extiende su nariz, sin pensar que ellos no son eternos, sino aves de paso y mortales.

 

Las asociaciones ecológicas que protestan, por la destrucción del corredor biológico El Respingo (Ruta del Quetzal) y el sentido común de la ciudadanía, no deben claudicar en su propósito, de preservar el patrimonio de la humanidad. Chiriquí seguirá siendo el "valle de la luna, tierra cual ninguna y ¡meto!.. Un paraíso terrenal".

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

ANCON INSISTE EN RECHAZAR CARRETERA CERRO PUNTA BOQUETE

EL PANAMA AMERICA, 2 DE ABRIL DE 2003, PAG. A-3

 

O. Martínez / G. Aparicio (nacionales@epasa.com)

 

El director ejecutivo de la Asociación Nacional para la Conservación del Ambiente (ANCON), Líder Sucre, insistió que el proyecto de construcción de la carretera Cerro Punta-Boquete no se debe llevar a cabo por los efectos negativos que causará a la ecología.

 

Expresó que la obra provocará cuantiosas pérdidas para la fauna y floresta de Volcán, Cerro Punta y Boquete, por lo que interpondrá hasta el último recurso para evitar la construcción.

 

Dijo que durante la aprobación de los B/.4.5 millones para la realización de este proyecto, el Ejecutivo obvió el proceso de presentarlo a la Asamblea Legislativa para su aprobación bajo el argumento que fue sancionado por urgencia notoria. Según Sucre, existen alternativas como la construcción de la carretera por la zona Sur, que pasaría por Cuesta de Piedra.

 

La carretera busca unir dos de las comunidades más productivas de Chiriquí, pero también podría tener repercusiones, pues atravesará senderos del Parque Nacional Volcán Barú, creado en 1976.

 

Señaló que en esta área habitan quetzales que emigrarían a otras zonas o desaparecerían, además que cerca pasa el río Caldera, el cual bajaría su cauce ocasionando perjuicios a las hidroeléctricas Los Valles y Estí.

 

Añadió que unas nueve mil personas se beneficiarán si este proyecto es realizado por la zona Sur y conservarían el sistema ecológico de la provincia que sólo se encuentra en la zona Norte. Agregó que distintas organizaciones comunitarias están vigilantes para impedir el paso de esta carretera por el sector, ante el daño incalculable que causa a la ecología la construcción de esta vía.

 

Por otra parte, a pesar de la fuerte oposición a este proyecto, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) insistirá en dar a conocer sus bondades, ahora a través de internet. De acuerdo con el ministro del ramo, Eduardo Quirós, como en todo hay diversidad de opiniones, pero lo importante es que la autoridad tenga la capacidad de escuchar las consideraciones que se hagan.

 

Aseguró que ya el MOP hizo un recorrido por el lugar y se está incorporando todo lo que sea positivo para el proyecto, al consultar a los diversos sectores. Precisó que la información ya se ha colocado en la página web de la institución, porque este es un proyecto importante que tiene aspectos positivos que tal vez no se ha tenido la capacidad de divulgar adecuadamente.